Javi,  me trasmites autenticidad en todo lo que vives, haces y cuentas,  y por otra parte en tus clases encuentro equilibrio, reordeno mi mente y me siento en paz

 

Carmen Diaz Herrera, profesora de Historia de la Universidad de Cantabria

 

La práctica de yoga ha sido una experiencia transformadora de mi conciencia de la realidad. Un cambio en la percepción de las emociones, en el concepto del ego y de la mente, que me aporta serenidad y bienestar, pero que sobre todo da dirección a mi vida y sentido  a la muerte, disminuyendo la angustia vital.
Javier Casares es el maestro que me ha iniciado en el camino de fusionar la sensibilidad externa con la  interna,  de forma no directiva y sin sensación de esfuerzo, logrando contactar con mi esencia más profunda.
¿Por qué él? porque es una persona de confianza que transmite su sabiduria con la autenticidad de quien cree y vivencia la filosofia y practica del yoga, y porque irradia una química espiritual  que fluye con naturalidad entre sus alumnos.

 

María Ángeles Cobo Fernández. Psicologa

Acudí a las clases por recomendación de una amiga por mis molestias de espalda. Hoy no sé cómo agradecérselo... La espalda ha mejorado mucho pero lo qué ha hecho el yoga y las clases de Javi ha sido mucho más. Ha abierto una puerta donde accedo a un mundo que me ayuda enormemente en mi vida. Me encanta el buen rollo que transmite y  crea en las clases, mezcla de profesionalidad y amabilidad. Hace falta creer y entregarse a las causas que valen la pena y las clases de Javi lo valen.

 

Raquel Sanjurjo, Profesora de Instituto

Si algo me ha enseñado la practica del Yoga es que con el paso del tiempo he mejorado el equilibrio y la concentración, mi elasticidad es increíblemente mayor y por ello no tengo lesiones a pesar de darle muy duro en otros deportes.

 

Cada dia después de la práctica desaparece la ansiedad y el  sueño es mucho más placentero. Sin duda el yoga ha supuesto un cambio importante en mi salud física y psicológica.

 

Isabel Seco, medico cirujano de Vadecilla

 

He tenido la experiencia de acudir a clases con otros profesores, pero lo que me aporta Javi entre otras cosas, es un estado de asimilación de conceptos como el de un niño que escucha una bonita historia. Tiene ese don, ese duende, que le abre a uno  al conocimiento de uno mismo desde el interior.

 

Juan Baron, practicante de yoga desde hace un monton de años

Para mí el yoga ha sido todo un descubrimiento. Javier hace que se dé el ambiente propicio para poder conectar mente y cuerpo como nunca lo he hecho. El bienestar tanto físico como mental es reparador. Cada clase es una nueva experiencia, pero para saberlo hay que probarlo! Deseando que empiece el nuevo curso!

 

Lucia Ballesteros. Fisioterapeuta

 

Javi Casares nos enseña, a través del Yoga y formaciones complementarias, que "nuestra mente es como un paracaídas, si no se abre no sirve". Nos ofrece herramientas para saber gestionar estados, como el estrés, los nervios, la rabia... y estas habilidades que aprendemos nos pueden servir para toda la vida. Gracias Gracias.

 

German Bertoloto, Profesor de PNL y Coaching y creador de "Takatum - El ritmo que une"

La forma que tiene Javi de facilitar las clases y el equilibrio entre las técnicas dinámicas y estáticas, me adentra de forma sutil en un estado de meditación. De todos los tipos de yoga que he probado hasta ahora, este es el que me permite sostener, de la manera más sencilla, el estado de concentración y equilibrio que necesito para estar bien en en mi vida personal y profesional, y poder trasmitir este estado a los demás.

 

Esta preparación me parece fundamental para todos aquellos que trabajamos con personas que buscan un cambio, tanto a nivel de desarrollo personal como a nivel de mejora física, psíquica o emocional. 

 

Héctor Castañeda, especialista en coaching sistémico y de equipos. 

...me gusta cómo da la clase, cómo la plantea y desarrolla, cómo enseña en cada práctica, haciendo profundizar en la conciencia corporal. 

 

Javi aporta mucho y bueno. Entusiasmo, rigor, tranquilidad, profundidad y sencillez. Y como he seguido su trayectoria valoro mucho cómo es como persona: honrado, generoso, amable, sencillo, auténtico... con gran capacidad y tremendo corazón... 

 

Pilar G. Redondo, profesora de Yoga y ex-directora de colegio

Lo que hace que las clases con Javi sean muy especiales es que es un gran profesor, que sin pretenderlo, tiene un impacto enorme en sus alumnos. Yo que soy una de sus primeras alumnas, he comprobado como cada año somos más y más alumnos. Desde la primera clase, que a muchos les intimida un poco, te hace sentir cómodo y a gusto. Esta pendiente de cada alumno y te da confianza; si algo no sale bien no importa, ya saldrá. Tiene la habilidad de transmitir de forma fácil y clara los complejos conocimientos de yoga, a veces tan iluiminadores y trascendentes, pero sin pretender convencerte de nada, para que cada cual coja lo que necesita. En fin, nunca podré agradecer suficientemente todo lo que ha aportado a mi vida.

 

Carol Galan. Empresaria

 

...desde el primer momento comencé a entender, algo que ya intuía; que yoga era mucho más de lo que hasta entonces me habían enseñado otros profesores. Javi me hizo mirar por el agujero de la cerradura de la puerta que conduce al vasto entramado del Yoga. Y sin darme cuenta comenzó un proceso a nivel físico, emocional,  psicologico y espiritual que sospecho inagotable. El ha sido guía atento a este proceso multidireccional que me llevado a una perspectiva vital mucho más amplia y libre. Y asi mejoro en todos mis aspectos, incluso en el laboral, en el que también acompaño procesos de personas.

 

Monica Gallo, trabajadora social

Para nosotras Javi es un gran profesor con una capacidad innata de hacerte participe de la manera más consciente de un mar de sensaciones que se producen en tu cuerpo cuando aprendes a mirar desde la famosa "postura del observador", dejando a un lado ese bombardeo constante de pensamientos del que somos en cierta medida esclavos. 
 
Simplemente su voz y su capacidad de hacer fácil lo difícil, respetando siempre tu cuerpo, con la regla del no-dolor, hace que llegues a un estado de auténtico bienestar, haciéndote vivir en el presente, en el AQUÍ y AHORA. Algo aparentemente tan sencillo y a la vez tan complicado de conseguir en esta sociedad con tanto nivel de estrés. 
 
Por todo esto recomendamos a nuestros pacientes la práctica de YOGA, una buena forma de mantenerse en un saludable estado físico y mental.

 

Sandra Cuesta y Laura Perez Cano, fisioterapeuta y podóloga del centro terapéutico “Bienestar Bezana”

Síguenos
  • facebook-square
  • Twitter Square

Direccion: Barrio Camino 33, Bajo (junto al alto de Miranda). 39005. Santander.


Mail: saladeyogatierra@gmail.com

Telefono: 627 656 378 - Javi

                    658 035 650 - Monica

                    (atendemos watsapp)

© 2015 por @casaresiba

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now